Skip to content
Movilion

El nuevo rol de los bancos en pagos móviles

bancos-pagos-moviles

Hace dieciocho meses nuevas resoluciones de Visa y MasterCard le dieron a los bancos la oportunidad de convertirse en grandes jugadores dentro de la industria emergente de pagos móviles. Finalmente, esta chance se está empezando a aprovechar.

A principios de esta semana, Capital One se convirtió en el primer banco de Estados Unidos en presentar una funcionalidad tap-to-pay en su aplicación para Android, dando a los compradores la posibilidad de pagar en las tiendas con sus teléfonos, respaldados por su institución financiera de confianza. Varios analistas coinciden en que otros bancos de ese país harán lo mismo, haciendo uso de una nueva tecnología disponible para el sistema operativo de Android, llamada host-card emulation, que le permite a las aplicaciones acceder a la información de pago almacenada en la nube.

Los bancos no pueden añadir funciones tap-to-pay a sus aplicaciones para iPhone, porque Apple no permite que terceros utilicen la tecnología NFC en sus teléfonos. Es decir, si un comprador quiere pagar con un iPhone, tiene que utilizar de Apple Pay. Algunos expertos de la industria creen que Apple podría hacer una excepción para algunas instituciones en el futuro, pero por el momento, no se han realizado.

A un alto nivel, el desarrollo significa que los compradores tendrán más opciones de realizar pagos móviles, en un contexto en el que este tipo de sistemas se vuelven cada vez más populares. También significa que Android Pay y Samsung Pay podrían llegar a preferir una app de un banco que una realizada por una empresa de tecnología.

Más allá de eso, todavía es demasiado pronto para cuantificar lo que este nuevo ingreso afectará a la competencia en relación a las ganancias. Básicamente porque ninguno de los dos genera actualmente ingresos directos. Un ejecutivo de Samsung dijo este año que la compañía podría llegar a cobrar a los comerciantes por colocar ofertas en la aplicación Samsung Pay. Es lógico entonces que la competencia de los bancos podría afectar al futuro negocio.

El incentivo de los bancos, como Capital One es obtener la mayor participación posible de los pagos basados en los teléfonos a medida que este método crece en popularidad. En una billetera móvil como Android Pay, se pueden almacenar distintas tarjetas que compiten entre sí, sin embargo, la nueva app de Capital One, no permite la multiplicidad de tarjetas. Y el banco gana una comisión en cada una de las transacciones realizadas.

Esta función permite además realizar un seguimiento de los gastos, obtener puntos mediante un programa de fidelización, y luego, canjearlos por distintas recompensas. La aplicación se puede utilizar en cualquier tienda que tenga una terminal NFC, una tecnología también empleada por Apple y Android Pay. El porcentaje de establecimientos con este equipo está creciendo rápidamente en los Estados Unidos, pero todavía cuenta con menos de la mitad de todas las tiendas de ese país. Samsung Pay por su parte, emplea tanto NFC como una tecnología llamada MST que es compatible con un gran porcentaje de equipos.