Skip to content
Movilion

En Perú la billetara móvil toma velocidad en el B2B

Al parecer, los primeros usuarios intensivos de Bim, la billetera móvil de Pagos Digitales Peruanos y Asbanc, estarán en el segmento B2B. Según destaca un artículo de Semana Económica, Bim, la billetera de dinero electrónico lanzada en febrero ya tiene 121.000 cuentas, sin embargo, su uso intensivo no se daría con los consumidores sino de la mano de tres empresas de consumo masivo: Backus, Lindley y Gloria.

Backus es uno de los líderes del mercado cervecero peruano, con un portafolio de 12 marcas de cervezas y otras 5 marcas de gaseosas. Lindley es el principal embotellador de Coca-Cola en Perú, produce y comercializa todas las marcas de la compañía, incluida la icónica Inca Cola. Gloria es uno de los principales congloremados industriales del país.

peru-billetera-movil-b2b

A diferencia de las aplicaciones móviles de los bancos, el dinero electrónico transado en la Bim no necesita una cuenta bancaria. Tampoco de un smartphone. Alcanza con un teléfonos de baja gama. El proyecto que Backus, Lindley y Gloria iniciarán con la Bim implica integrarla en su cadena de cobranza en los locales y bodegas, especialmente aquellas no bancarizadas. Los pilotos se harán en la primera quincena de agosto, según le dijo a Semana Económica Carolina Trivelli, gerente general de Pagos Digitales Peruanos.

“La idea está en que el bodeguero convierta su efectivo en dinero electrónico y desde su cuenta Bim pueda pagar a esos distribuidores”, detalla Trivelli.

Luis Guzmán, director de tesorería de Backus confirmó el inicio de este proyecto y adelantó que se desarrollarán cuatro pilotos en el año, que involucrarán a 7,500 pequeños negocios de Lima Norte, el Cercado y San Juan de Lurigancho. Los bancos custodios de las cuentas de dinero electrónico serán BCP, BBVA Continental y Scotiabank.

Guzmán explicó que las tres compañías conformaron una mesa de trabajo para implementar los pilotos. La Bim resulta atractiva —considera Guzmán— para integrar a su cadena de cobranzas los negocios no bancarizados, que realizan pagos mensuales chicos.

En el caso de Backus, la Bim es el siguiente paso en su plan para eliminar el efectivo en su cadena de pagos. En los últimos tres años, y tras varias iniciativas para bancarizar la cobranza proveniente de estos negocios, los pagos a través de bancos se duplicaron a 65% del total de la cobranza a nivel nacional.

Trivelli y Guzmán coinciden en que estos negocios serían también agentes donde los usuarios harían recargas. De hecho, los pilotos incluyen programas de capacitación para que las tiendas y bodegas operen como agentes de recarga y, eventualmente, ello incentive a los clientes a realizar compras con la Bim. Con ello, la billetera electrónica haría su primer aterrizaje efectivo en el usuario final, pues si bien la creación de cuentas ha superado expectativas, no ha sido el caso para el nivel de transacciones.

Vía Semana Económica.