Skip to content
Movilion

En 2011 se vendieron 30 millones de móviles con NFC

Las ventas de teléfonos con NFC (Near Field Communication) se multiplicaron por 10 durante el año 2011, alcanzando los 30 millones de unidades. Según la consultora Berg Insight, la cifra seguirá creciendo a un ritmo del 87,8% anual, hasta situarse en los 700 millones de unidades en 2016.

El auge global en la adopción de smartphones también está impulsando el incremento de las tasas de adopción de otras tecnologías de conectividad inalámbrica en móviles, como GPS, Bluetooth y WiFi. Estas tecnologías, que ya son habituales en los modelos de gama alta y la mayoría de los de gama media y baja, también se irán incorporando a los terminales más básicos.

La proporción de terminales GSM/WCDMA/LTE que incorporan GPS alcanzó el 31% en 2011, y el 38% si se consideran todos los estándares celulares. El número de teléfonos con conectividad WiFi se ha vendido duplicando anualmente durante los cuatro últimos años, situándose en el 33% en 2011.

La conectividad WiFi en un móvil permite desviar a las redes fijas parte del tráfico de datos de unas redes móviles cada vez más congestionadas, sincronizar ficheros multimedia y habilitar servicios de navegación en interiores.

“Para que los sistemas de navegación en interiores sean fiables, los teléfonos deben utilizar tecnologías híbridas, combinando las señales de sistemas de satélite GPS y GLONASS con las señales de redes celulares y WiFi, junto a datos de los sensores como acelerómetros, giróscopos, brújulas y altímetros”, asegura André Malm, analista de Berg Insight.

También indica que son necesarias operaciones periódicas de calibración que compensen la poca precisión de los datos y el alto grado de deriva que ofrecen los sensores de bajo coste que se utilizan en los teléfonos actuales.

La tecnología NFC de comunicación inalámbrica punto a punto de corto alcance ha superado un punto de inflexión durante 2011, con el lanzamiento de más de 40 modelos equipados con NFC por parte de varios fabricantes importantes, como Samsung, RIM y Nokia. NFC puede ser utilizada para incontables aplicaciones, como el emparejamiento de dispositivos para establecer conexiones Bluetooth o WiFi, el intercambio de información, el billetaje electrónico y los pagos seguros sin contacto.

“Aunque las partes implicadas aún tardarán en acordar los modelos de negocio para las redes de pago, hay otras aplicaciones, como la lectura de etiquetas y el emparejamiento fácil de dispositivos, que pueden bastar para que los fabricantes de móviles integren NFC en sus modelos de gama media y alta”, asegura Malm.

Vía El Economista.